Diplomado Accesibilidad Universal y Diseño para Todos

diplomado-en-adquisiones

Inicio: 14 de octubre de 2017.  Duración: 56 horas presenciales y 14 horas no presenciales.


Descripción General del Programa

El diplomado capacita profesionales en los conocimientos generales de accesibilidad para ofrecer las mismas oportunidades a todos los ciudadanos, aunque tengan alguna discapacidad y movilidad reducida temporal. De esta forma se puede asegurar que se mejora la calidad de vida de toda la población, que cada vez es más adulta y por ende dependiente de esta condición.

camino-raya-amarilla


Propósito del Diplomado

Preparar profesionales capacitados en los conocimientos generales de accesibilidad Universal y diseño para todos y de esta forma incidir en el avance hacia una sociedad más inclusiva.

Mercado Meta

Profesionales y estudiantes de término de Arquitectura, Diseño de Interiores e Ingeniería Civil, así como profesionales de otras áreas del conocimiento que tienen incidencia en proyectos y obras de arquitectura y urbanismo.


Aspecto de Gestión

DURACIÓN DEL PROGRAMA Y ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO

Se trata de un curso sabatino, con una duración de 14 semanas. Cada día se administrarán 4 horas presenciales y los facilitadores impartirán docencia virtual, de 08:00 a.m. a 1:00 p.m., para un total de 56 horas presenciales y una (1) hora no presencial por semana. Inicia el 14 de octubre 2017.

Modalidad del Programa

56 horas presenciales y 14 horas no presenciales.

Justificación

Este Diplomado de Accesibilidad Universal y Diseño para todos responde a una necesidad, que cada vez va en aumento, de poder pensar en un entorno usable por todas las personas en igualdad de condición. Nuestro país en materia de diseño para todos está rezagado en relación al resto de Latinoamérica, ya que no existe formación puntual para profesionales del diseño y aun empleamos el antigua paradigma de diseñar para una persona estándar, en vez de hacer en torno a la diversidad.

Según Yanis Vardakastanis, Presidente del Foro Europeo de Personas con Discapacidad la falta de accesibilidad es una forma muy sutil de discriminación. Sin embargo, es un error muy común asociar la accesibilidad únicamente a la discapacidad, debemos pensar también en las personas que tengan limitadas sus capacidades de forma temporal y los envejecientes se benefician directamente de esta concepción. Es importante destacar que es imposible que las políticas de inclusión puedan aplicarse o ejecutarse sin esta concepción del diseño. Por esto es cada vez más necesario que los profesionales de estas áreas puedan adquirir estos conocimientos.

Se estima que el 15 por ciento de la población mundial convive con algún tipo de limitación funcional según se desprende del Informe Mundial sobre Discapacidad, publicado en 2011 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En América Latina esta situación involucra a 85 millones de individuos. En nuestro país asciende a 1,160,847 personas, esta cifra representa el 12.3% de la población nacional (censo 2010). La tendencia general para las siguientes décadas es que la expectativa de vida aumente, propiciando una mayor población envejeciente y aumentando cada vez más los usuarios de la accesibilidad de forma general.

Pese a lo contundente de estas cifras no terminamos de derribar las barreras físicas, psicológicas y culturales que impiden una mayor inclusión. Las barreras físicas que hay que derribar son las arquitectónicas, urbanísticas y de movilidad; y es en este escenario donde hace falta que cuestionemos el papel del arquitecto como agente de cambio social y la capacidad que posee para ofrecer a la población una mejor calidad de vida. En nuestro país, por ejemplo, es difícil hablar de inclusión laboral o inclusión educativa, ya que las personas con discapacidad ni siquiera pueden salir a las calles.